Cómo ser una mamá emprendedora y no morir en el intento
Creado por: Rebeca García
Publicado el 26 de Febrero de 2020

Cómo ser una mamá emprendedora y no morir en el intento

Sigue estos consejos para lograr un equilibrio entre el trabajo y tus hijos.

Al ser mamá te enfrentas a una cantidad muy grande de retos personales, familiares y por supuesto, laborales. Aunado a esto, hay mujeres que han decidido emprende su propio negocio y la pregunta de muchos es ¿cómo le hacen con todo? La verdad es que las mujeres tienen una habilidad especial para ser multifuncionales y adaptarse a cualquier circunstancia que la vida les ponga en su camino, si bien, no es una tarea fácil, es posible desempeñarla con éxito si se tiene la determinación suficiente y la información suficiente. Por ello, te invitamos a leer este artículo para descubrir cómo ser una mamá emprendedora y no morir en el intento.

 

Incluye a tus hijos en todo

El primer hecho que debes tomar en cuenta al emprender tu negocio siendo madre es que la rutina con tus hijos puede cambiar en ciertos aspectos, sin embargo, eso no debe ser impedimento para crecer junto con ellos, así que trata de incluirlos en tus labores cotidianas ideando alternativas para que se diviertan mientras aprenden de las labores del trabajo y algunos valores como la responsabilidad, el compromiso y la perseverancia. 

 

Administra tu tiempo

Cuando inicias un nuevo proyecto las actividades cambian considerablemente, dejarás de hacer ciertas cosas para poder hacer otras o, en su caso, hacer eficientes actividades para que los tiempos alcancen a la perfección y encuentres un balance entre todas las tareas que debes cubrir incluido el tiempo que pases con tus hijos. Realiza un calendario semanal con las actividades y horarios que debes realizar para ejecutarlas efectivamente, para ello, adquiere una agenda anual como la que la tienda Mucho Muchísimo Agenda te ofrece. ¡Consíguela ya y aprende a administrarte mejor!

Realiza una planeación financiera 

Al emprender un negocio los gastos aumentan, no solo para la inversión, recuerda que debes tomar en cuenta muchos otros factores en la planeación de gastos para tu proyecto como el transporte, recursos materiales y mucho más. Para tener un mayor control de los gastos determina cierta cantidad a tu negocio y otra a tu familia bajo el entendido de que ese dinero sólo será ocupado para un rubro u otro.

 

Mantén redes de apoyo firmes

Siempre necesitaremos del apoyo de alguien más para poder triunfar en cualquier cosa que nos propongamos, ser mamá o ser dueña de tu propio negocio, incluso para ambas opciones y con más razón, necesitarás personas cercanas que crean en ti y que te impulsen día a día. Mantén cerca a tus amigos y familiares para crecer personal, profesionalmente.

 

Usa las redes sociales

La maravilla de esta herramienta es el gran alcance que pueden llegar a tener en poco tiempo, el truco está en ser constante con el contenido que posteas. La reducción de tiempos hará que puedas pasar más tiempo con tus hijos, incluso, cuando trabajas en subir contenido, puedes pasar el rato con ellos pues podrás ocupar esta herramienta desde la comodidad de tu casa.

 

Descansa

Tómate un tiempo libre para poder disfrutar completamente de tus hijos y ver los frutos de tu esfuerzo respecto a tu negocio así que planea un fin de semana lleno de diversión y aventura para despejarte un poco y descansar. Además, puedes agregar actividades a tu día a día como meditación o ejercicio para liberar estrés y estar más concentrada durante el día.

 

No tengas miedo

Si aún no has dado el paso para emprender, hazlo sin miedos ni restricciones, sueña en grande y confía en ti y en tu capacidad para equilibrar tu vida profesional y familiar. Recuerda que a la larga, estas decisiones importantes en tu vida servirán como ejemplo en la vida de tus hijos.