Del diseño a la repostería - Inspire | Canasta Rosa
CATEGORÍAS
Del diseño a la repostería
Publicado el: 2019-06-07T12:04:17-05:00

Del diseño a la repostería

Descubre la historia de la emprendedora detrás de Franssen Baked Goods.

 

El día de hoy les compartimos la increíble historia de Emilia Franssen, la líder y mente maestra detrás de la marca Franssen Baked Good; como bien sabemos, en su tienda encontramos diferentes estilos de postres que a todos encantan, desde elaborados pasteles de 3 pisos decorados con fondant hasta slutty brownies que están para chuparse los dedos, pero… ¿Cómo fue que empezó?

 

Delicioso pastel de Rossettes que puedes comprar con un clic aquí.

 

 

 

Para entender su pasión por la repostería nos remontamos a su infancia, cuando era identificada en su escuela como “la niña cuyo hogar siempre olía a delicioso pan”, ya que su mamá tenía una panadería en casa. Posteriormente, Franssen decidió inclinarse por la  Lic. En Diseño Industrial, lo que le ayudó a desarrollar una habilidad impresionante para el diseño y la estética visual, y aunque solía trabajar en una oficina con horarios de oficina, fue hasta que un día se  decidió a hornear galletas de navidad con su mamá en aquella panadería de su infancia y las llevó a su oficina que comenzaron a identificarla como la creadora de deliciosos postres; a partir de esa navidad comenzó a recibir pedidos de galletas decoradas con cierta temática, y por supuesto, ella no dudó ni un solo segundo, diciendo su aclamada frase “¡Sí, claro!”. Fue así que comenzó a promocionarse y cayó en la cuenta de que siendo mamá era un poco difícil seguir con un horario de oficina, por lo que concluyó en la idea que el diseño en repostería era su verdadera vocación.

 

Compra estas galletas de Valentines con un clic aquí.

 

 

Renunció a su trabajo para dedicarse tiempo completo a cocinar postres, empezó a vender a través de Facebook dentro de grupos hasta que un día nuestra CEO (Deborah Dana) la conoció y la invitó a formar parte de Canasta Rosa, a lo que ella respondió “¡Sí, Claro!”. Desde ese día comenzó a vender galletitas de casa de jengibre para navidad, haciendo que su éxito solamente haya ido incrementando con el paso del tiempo.  

 

Visita su tienda con un clic aquí.

 

 

Al principio el nervio por no poder hablar con los clientes que realizaban los pedidos estaba presente, pero esta característica de la plataforma le ayudó a llevar un mejor orden sobre los pedidos para tenerlos listos justo a tiempo. Para ella Canasta Rosa es como un “Instagram en donde puedes vender”.

 

Ordena este pastel de betún con adornos en fondant con un clic aquí.

 

 

Lo que más le gusta dentro de la plataforma es que le da cierta formalidad a su negocio, brindándole una presencia online; además de que los pagos son mucho más rápidos y no tiene que enfrentar el problema de los envíos y el cobro a los clientes.

 

Franssen describe su repostería como una combinación de recetas tradicionales con estilos modernos, dándole la tranquilidad y comodidad de trabajar desde casa, permitiéndole así estar más tiempo con su pequeña. Hoy en día tiene muchos pedidos a través de Canasta Rosa y diversos medios, teniendo como meta principal llegar a tener más órdenes para que pueda contratar a alguien de planta, ayudando a generar uno o más empleos con su gusto y pasión por la repostería.

 

 

Compra el pastel de s'mores con un clic aquí. 

 

 

Podemos encontrar en Franssen algunas características personales que definen a su marca y la hacen no sólo una firma única, también artesanal y especial, como Canasta Rosa:

 

-Ella realiza cada proceso, desde la mezcla de los ingredientes, el ponerlos al horno y la decoración, hasta la limpieza de cada utensilio usado para el proceso.

 

-Su pastel favorito son los brownies con hojuelas de maíz y caramelo, en cuanto a panadería se refiere, su favorito es la concha tradicional sobre los hoy populares cupcakes.

 

-Su primer envío fueron unas galletas de pirata que, como relata ella misma, al inicio no sabía cómo podrían salir, pero se quitó el miedo y lo intentó.

 

 

 

Para poder comenzar en el emprendimiento, Franssen nos brinda algunos consejos desde su experiencia:

 

-No debe haber temor, sin importar que lo que se pida parezca un reto complicado a todo hay que contestar ¡Si, claro!

 

-Apoyarse y confiar en plataformas como Canasta Rosa para impulsar tus ventas

 

 

 

Aunque tiene mucha experiencia con postres y pasteles, ella nos confiesa que tiene un gran reto personal: Los cupcakes son su maldición, pero no quiere que sean un impedimento y quiere tomar un diplomado para poder realizarlos sin problemas; También está buscando un curso en pastelería “petite food” de pasteles individuales con diseño.

 

 

 

Exquisitas manteconchas que puedes comprar con un clic aquí.

 

 

Para finalizar nos cuenta que tiene gusto por crear cosas nuevas, como los brownies de s’mores y en un año se visualiza con más productos especiales y únicos dentro de su catálogo, así como más pedidos y dando empleo al menos a una persona de planta en lo que hoy conocemos como FRANSSEN BAKED GOODS.

Victoria Sponge con Moras, delicioso para cualquier ocasión, ordénalo aquí.