Aviso
Dirección de envíoElige tu dirección
Monk Fruit: ¿es el mejor edulcorante natural?
Creado por: Karla Jiménez
Publicado el 16 de Octubre de 2020

Monk Fruit: ¿es el mejor edulcorante natural?

Entérate de todos sus beneficios aquí, ¡después de leer esto no querrás comer azúcar!

Hoy en día el consumo del azúcar es tan grande y nos repercute de manera negativa en el organismo, por lo que nos está orillando a buscar diferentes alternativas para sustituirla y lograr comer un poco más saludable; entre los diferentes edulcorantes naturales que existen está el fruto del monje o monk fruit. El monk fruit (nombre de la especie: Momordica grosvenori) también se llama "luo han guo". Esta pequeña fruta verde es un miembro de la familia de plantas Cucurbitaceae (calabaza). Lleva el nombre de los monjes que cosecharon la fruta en las montañas del sur de China ya en el siglo XIII.

 

 

Rara vez se encuentran en la naturaleza, se cultivaron originalmente en regiones como las montañas Guangxi y Guangdong en China. De hecho, el gobierno chino posee ciertas restricciones sobre la fruta del monje y su material genético, impidiéndole salir del país. Por lo tanto, la fruta debe cultivarse y fabricarse en China. Esto, combinado con el complicado proceso de extracción, encarece la creación de productos monk fruit.

 

¿El monk fruit es bueno para ti? Durante mucho tiempo ha sido considerado como la "fruta de la longevidad" gracias a sus altos niveles de antioxidantes y efectos antiinflamatorios.

 

Antes de continuar, te invitamos a que sigas a Canasta Rosa en sus diferentes redes sociales, sólo da clic a cada red para conocerlas. ¡Te van a encantar!

Facebook 

Instagram

YouTube

Pinterest

 

A lo largo de la historia, se ha utilizado con fines medicinales como expectorante, remedio para la tos, tratamiento para el estreñimiento y como remedio para eliminar el calor / fiebre del cuerpo. Hoy en día, los expertos consideran que los extractos dulces de plantas naturales, como la stevia y la fruta del monje, son alternativas atractivas para sustituir el azúcar.

 

Un informe de 2019 publicado en el International Journal of Vitamin and Mineral Research Consumption explica:

 

"Desafortunadamente, la sustitución del azúcar por los edulcorantes artificiales actualmente disponibles no parece tener efectos clínicos favorables. Dadas las preocupaciones relacionadas con la salud con los edulcorantes actualmente disponibles, como un mayor riesgo de obesidad y diabetes tipo 2, existe un interés renovado en identificar un edulcorante seguro y agradable al paladar."

 

Información nutricional

Los edulcorantes monk fruit vienen en varias formas: extracto líquido, polvo y gránulos (como azúcar de caña).

 

El monk fruit, técnicamente hablando, contiene una cantidad muy pequeña de calorías y carbohidratos, al igual que otras frutas y verduras. Sin embargo, por lo general no se consume fresca (ya que la fruta comienza a tener un sabor podrido rápidamente después de la cosecha) y cuando se seca, sus azúcares se descomponen. Cuando se consume fresca, la fruta monje tiene entre un 25 y un 38 por ciento de carbohidratos, así como algo de vitamina C.

 

Debido a su corta vida útil después de la cosecha, la única forma de disfrutar de la fruta fresca del monje es visitar las regiones asiáticas. Por eso a menudo se seca y se procesa. Después del secado, las trazas de fructosa, glucosa y otros componentes se consideran insignificantes, por lo que normalmente se cuenta como un alimento sin calorías.

 

¿A qué sabe la fruta del monje y por qué es tan dulce?

 

Muchos usuarios de edulcorantes del monk fruit dicen que el sabor es agradable y que tiene poco o ningún sabor amargo, a diferencia de otros sucedáneos del azúcar. No es dulce debido a los azúcares naturales como la mayoría de las frutas. Contiene poderosos antioxidantes llamados mogrósidos, que el cuerpo metaboliza de manera diferente a los azúcares naturales.

 

Por eso, a pesar de su sabor muy dulce, estas frutas prácticamente no contienen calorías y no tienen ningún efecto sobre el azúcar en la sangre.

 

Los mogrósidos proporcionan diferentes niveles de dulzura, siendo el tipo conocido como mogrosides-V el más alto y también el asociado con la mayoría de los beneficios para la salud. Algunos productos elaborados con fruta de monje pueden ser intensamente dulces, pero se pueden cortar y consumir con moderación.

 

Beneficios

 

1. Contiene antioxidantes que combaten los radicales libres

Los mogrosidos de la fruta del monje, los compuestos que le dan su dulzor intenso, también son poderosos antioxidantes. El estrés oxidativo juega un papel en muchas enfermedades y trastornos, y elegir alimentos con alto contenido de antioxidantes es la clave para reducir el daño de los radicales libres en el cuerpo.

 

Los estudios han demostrado que los mogrosidos "inhibieron significativamente las especies reactivas de oxígeno y el daño oxidativo del ADN". El hecho de que los mismos ingredientes de la fruta monje que proporcionan antioxidantes también proporcionan un edulcorante sin calorías lo convierte en nada menos que un superalimento.

 

2. Puede ayudar a reducir el riesgo de obesidad y diabetes

El aumento en la ingesta de azúcar ha disparado las tasas de obesidad, así como los casos de diabetes. La fruta del monje puede mejorar la respuesta a la insulina y no afecta los niveles de azúcar en sangre como lo hacen los azúcares naturales, según estudios de investigación. Esto significa que puede proporcionar el sabor dulce que anhelamos sin los efectos secundarios dañinos.

 

Las investigaciones indican que el uso de edulcorante de frutas monje puede ayudar a quienes ya padecen obesidad y diabetes a que mejoren su condición. Otro beneficio en comparación con otros edulcorantes es que el edulcorante se extrae de frutas no transgénicas, a diferencia del azúcar de mesa y el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.

 

3. Tiene efectos antiinflamatorios

El uso antiguo chino de esta fruta incluía beber té hecho con la fruta hervida para enfriar el cuerpo de dolencias, incluida la fiebre y el golpe de calor. También se usaba para aliviar el dolor de garganta. Este método funciona gracias a los mogrosidos de la fruta del monje, que tienen efectos antiinflamatorios naturales.

 

4. Puede ayudar a combatir el desarrollo del cáncer

Existe evidencia que sugiere que las semillas y el extracto extraído de esta fruta tienen efectos anticancerígenos. El extracto de fruta de monje ha mostrado la capacidad de inhibir el crecimiento de tumores de piel y de mama y proporcionar proteínas que tienen capacidades anticancerígenas.

 

Es irónico el hecho de que se ha demostrado que otros edulcorantes aumentan el riesgo de cáncer, mientras que el edulcorante de frutas monje parece tener el poder de reducirlo.

 

5. Puede ayudar a combatir infecciones

Cuando se tratan infecciones bacterianas, los antibióticos se usan en exceso. Los agentes antimicrobianos naturales son opciones mucho mejores para combatir las infecciones y frenar el aumento continuo de la resistencia a los antibióticos.

 

La fruta del monje ha demostrado la capacidad de inhibir el crecimiento de ciertas bacterias, específicamente las bacterias orales que causan caries y enfermedades periodontales.

 

Estos estudios también muestran la capacidad de la fruta para combatir algunas formas de síntomas de cándida y crecimiento excesivo, como la candidiasis oral, que cuando no se trata puede afectar a muchos otros sistemas del cuerpo.

 

6. Lucha contra la fatiga

En un estudio en ratones, los extractos de monk fruit ograron disminuir la fatiga en ratones que se ejercitaban. El estudio pudo reproducir los resultados y demostrar que los ratones que recibieron el extracto tuvieron tiempos de ejercicio prolongados.

 

Este estudio proporciona evidencia de por qué la fruta del monje se ha denominado durante mucho tiempo la "fruta de la longevidad".

 

7. Adecuado para dietas diabéticas y de bajo índice glucémico

Esta fruta fue utilizada como antidiabético por los chinos durante siglos. Además de ser un antihiperglucémico probado (que ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre en el cuerpo), los estudios en animales también han demostrado capacidades antioxidantes dirigidas a las células pancreáticas, lo que permite una mejor secreción de insulina en el cuerpo.

 

Las capacidades antidiabéticas del monk fruit están asociadas con sus altos niveles de mogrosidos. Una mejor secreción de insulina es una parte importante para mejorar la salud de los pacientes diabéticos, y la fruta de monje incluso ha demostrado en estudios con animales que puede reducir el daño renal y otros problemas relacionados con la diabetes.

 

Como edulcorante con un índice glucémico bajo, también es una forma de que quienes luchan contra la diabetes puedan disfrutar de un sabor dulce sin la preocupación de afectar o empeorar su condición diabética. Por esta misma razón, la fruta del monje es una buena opción para las personas que siguen la dieta cetogénica u otras dietas bajas en carbohidratos.

 

8. Funciona como antihistamínico natural

El extracto de fruta de monje, cuando se usa repetidamente, también ha demostrado su capacidad para combatir las reacciones alérgicas.

 

En un estudio con ratones, se administró monk fruit repetidamente a ratones que mostraban frotamientos nasales y rascado debido a las histaminas. El estudio mostró que “tanto el extracto [lo han kuo] como el glucósido inhibieron la liberación de histamina” en los sujetos de prueba.

 

Compra aquí tu monk fruit sin gluten, sin GMO,  kosher, Vegano, Bajo en Carbohidratos, Bajo en Azúcar y Todo Natural.

 

También puedes comprar aquí la versión en jarabe.

 Antes de cambiar tu alimentación, probar algún remedio casero, seguir prácticas para mejorar la salud mental o cualquier recomendación publicada en canastarosa.com es importante que consultes a un especialista en la materia, ya que lo publicado en este sitio web no reemplaza el consejo de un especialista.

También te puede interesar:

- Mito o realidad: ¿La estevia es buena para la salud?

- ¿Cómo saber si un postre es keto o no?

- Haz tu propio pan keto para tu dieta cetogénica