¿Por qué las rutinas hacen más amena la cuarentena para toda la familia?
Creado por: Ivonne Jourdain
Publicado el 26 de Marzo de 2020

¿Por qué las rutinas hacen más amena la cuarentena para toda la familia?

Es increíble lo que la rutina puede hacer por ti.

Hoy estamos viviendo momentos de angustia e incertidumbre. No sabemos qué va a pasar, cuánto tiempo va a durar ni cómo será la crisis que vendrá después. No tenemos ningún control. Lo único con lo que podemos ayudar es quedándonos en casa. La buena noticia es que en casa sí tenemos el poder: podemos decidir cómo queremos pasar esta cuarentena, cómo queremos que nuestros hijos la recuerden y qué cosas queremos que aprendan. 

 

Una herramienta importantísima para hacer la cuarentena más amena es ¡la RUTINA!  Como dice Rudolf Dreikurs, las rutinas diarias son para los niños lo que las paredes son para una casa; dan fronteras y dimensión a la vida”.

 

Los niños que viven con rutinas adquieren seguridad y confianza en sí mismos. Crean un sentimiento de control del entorno pues saben cuál es la siguiente actividad, pueden adelantarse y, por lo tanto, ganan también autonomía. 

 

En estos momentos necesitamos las rutinas más que nunca porque ayudan a evitar conflictos. El niño ya no tiene que negociar, no hay lugar para los berrinches, sabe que cada cosa tiene su momento apropiado, crea un orden mental.

 

Y, ¿cómo logramos la rutina? Esto depende enteramente de nosotros, los padres. Tenemos que organizar un ambiente estable con tiempos y secuencias, repitiendo las mismas actividades día tras día, en el mismo orden, hasta que los niños los interioricen y los hagan suyas. 

 

Aquí te damos 4 pasos para lograr hacer tu rutina para esta temporada: 

 

Divide tu día en 3 períodos: mañana, tarde y noche.

Elige una hora para empezar cada una de las rutinas, por ejemplo, la rutina de la mañana empieza a las 8:00 con el desayuno, la de la tarde a las 2:00 con la comida y la de la noche a las 6:00 con el baño. 

Elige las actividades que te gustaría hacer en cada rutina. Por ejemplo: 

Rutina de la mañana: Desayunar, hacer la cama, vestirse, hacer la tarea (si la tienen), tiempo de juego, etc. 

 

Rutina de la tarde: lavarse las manos, comer, arte, jugar con el perro, etc. 

Rutina de la noche: bañarse, cenar, lavarse los dientes, leer, dormir

Habla con tus hijos sobre las rutinas. Hazlo gráfico, puedes usar el RUTINARIO que en PASSUS tenemos para ti.

 

Algunos consejos: 

1. No satures las rutinas. 

2. Da tiempo al juego libre.

3. No seas rígido, concéntrate en la secuencia más que en cumplir horarios.

4. Limita el tiempo de la pantalla.

5. Recuerdaque el aburrimiento es el padre de la creatividad.