Aviso
Dirección de envíoElige tu dirección
Los malos hábitos de cocina que no sabías que hacías y ya debes dejar
Creado por: Karla Jiménez
Publicado el 8 de Octubre de 2020

Los malos hábitos de cocina que no sabías que hacías y ya debes dejar

Y si tienes arriba de 20, deberías de leer esto con más detenimiento

Los hábitos y costumbres se van adquiriendo ya sea por que nos los transmitieron nuestros papás o porque simplemente nos encontramos en una situación bastante cómoda y puede que lo hayas hecho durante tanto tiempo que a estas alturas sientas que es algo común, hacemos cosas como cocinar todo con el quemador a fuego alto (y cocinar demasiado todo en general), llenar las cacerolas hasta el tope, no condimentar lo suficiente y poner la comida en cacerolas frías constituyen la mayor parte de los errores comunes que encontramos a la hora de cocinar.

 

Antes de continuar, te invitamos a que sigas a Canasta Rosa en sus diferentes redes sociales, sólo da clic a cada red para conocerlas. ¡Te van a encantar!

Facebook 

Instagram

YouTube

Pinterest

 

También hay muchos de limpieza: no se limpia el espacio a medida que avanzan, se dejan cuchillos en el fregadero (o lavavajillas) y problemas de contaminación cruzada, es decir que metiste el mismo untador de la mayonesa en la salsa picante. Quizás el mayor problema general involucra la mezcla de tareas de preparación y herramientas de cocina: el uso de metal en superficies antiadherentes, que raya la sartén e impide las propiedades antiadherentes.

 

Pero la verdadera diversión en temas como este viene en las cosas específicas que claramente han estado molestando a muchas personas durante años y están muy contentos de finalmente tener una salida para compartir su frustración, cosas que son menos identificables, menos un hábito que otros deberían evitar y más solo una peculiaridad extraña de una persona que tienes que preguntarte cómo comenzó: como sustituir la mezcla de sopa de cebolla francesa por cebolla picada, poner frijoles (¿o ketchup?) en salsa boloñesa, freír un bistec y agregar "maíz enlatado a todo”.

 

 

Así lee bien estos puntos que deberías de empezar a dejar de hacer mientras cocinas:

 

1. Cocinar con tu cuchara de degustación

Tener tus propios gérmenes en un plato que solo tú comerás no es un gran problema. Pero si tienes la mala costumbre de reutilizar la cuchara de degustación para de igual forma mezclar el platillo, es algo realmente desagradable. ¡Por favor no lo hagas!

 

En Achis Achis los Mariachis encuentras estos divertidos cucharones de madera personalizables para que sea más diverto, ¡pero no metas tu cuchara babeada! Compra aquí.

 

2. No llevar delantal

Puede que los delantales no sean la prenda de vestir más linda del mundo, pero son muy importantes. No te imaginas cuántas camisas puedes llegar a ahorrar su lavada a lo largo de los años con solo usar un delantal. La harina y otros polvos salen fácilmente. ¿Pero BBQ o melaza? Buena suerte con eso.

¡Hay unos delantales bien padres con frases divertidas, te aseguro que con estos te verías increíble! Compra aquí.

 

3. Olvidar tirar especias viejas

¿Sabías que las especias tienen una vida útil específica? Sí, yo tampoco. Aunque las especias nunca se echan a perder, por sí mismas, pueden perder su sabor con el tiempo. Un buen indicador de si sus especias están destinadas a la basura es si han perdido su color, olor y/o sabor.

 

4. No limpiar tu desorden

Los compañeros de cuarto desordenados son lo peor. Mi compañera de cuarto es increíble, pero tiene la mala costumbre de cocinar tarde en la noche y luego dejar la cocina hecha un desastre hasta que vuelva a cocinar la noche siguiente. No seas ese compañero de cuarto.

 

5. Usar demasiados platos

La mayoría de las veces, puedes reutilizar las mismas ollas y sartenes durante todo el proceso de cocción. Las cacerolas que se usan para asar carnes se pueden usar para saltear verduras, por ejemplo. Siempre que no esté contaminando ingredientes crudos como los huevos con alimentos que no se cocinarán, puedes compartir cacerolas en la cocina.

 

PROTip: asegúrate de reutilizar ollas con ingredientes que se complementen entre sí, ya que ciertos sabores se pegarán a la olla hasta que la limpies por completo.

 

6. Tablas de cortar con contaminación cruzada

Las verduras nunca deben cortarse en la misma tabla de cortar que se usa para la carne cruda, punto. Compra dos tablas de cortar en dos colores diferentes para saber cuál debe usarse para carnes y cuál debe usarse para todo lo demás.

 

Hay tantas tablas tan padres y bonitas que podrías utilizar para cortar tu comida, te aseguro que encontrarás alguna que te agrade con Rocío Chávez aquí.

 

7. No afilar cuchillos

No hay nada más molesto que tomar un cuchillo que no corta. Así que asegúrate de afilarlos aproximadamente cada mes para mantenerlos en buena forma.

 

8. Olvidar leer las instrucciones de la caja antes de tirarla.

Sí, sé que has hecho macarrones con queso un millón de veces, pero no subestimes tu capacidad para estropear las cosas de vez en cuando. Esperar unos minutos para terminar de preparar tu comida antes de lanzar las instrucciones te ahorrará muchas lágrimas a largo plazo.

 

9. Picar la comida demasiado mientras cocinas

Sé que la comida es tentadora (especialmente cuando es de la buena variedad horneada), pero realmente necesitas dejar de comer bocadillos cuando estás cocinando. Esperar el producto final puede ser frustrante, pero esperar al final vadrá la pena, lo prometemos.

 

10. Dejar platos crujientes en el fregadero

Le dices a tu compañero de cuarto que estás dejando los platos en el fregadero para que se remojen "un poco", pero todos sabemos que eres demasiado flojo para lavar los platos en ese momento. Lástima, tienes que lavar los platos por el bien de todos.

 

11. Cocción insuficiente de los alimentos porque estás impaciente

La paciencia es una virtud, o eso me dicen. La cantidad de veces que he comido pasta crujiente porque estaba demasiado impaciente para dejar que se cocine por completo es realmente vergonzosa. Espera unos minutos más, o te odiarás por ello.

 

12. Cocinar demasiado la carne porque tienes miedo de envenenarte

Cuando comencé a cocinar pollo por primera vez, casi siempre lo cocinaba demasiado. Hay pocas cosas en la vida peores que el pollo tieso, así que no temas abrir la comida para comprobar si está cocida.

 

13. No nivelar la harina al medirla

Tan simple, pero tan importante. Tu lote perfecto de galletas depende de que niveles la harina, así que no lo estropees.

 

PROTip: Para nivelar la harina perfectamente cada vez, usa la parte posterior de un cuchillo para raspar cualquier exceso de harina de la parte superior de la taza medidora.

 

14. Cocinar con la computadora abierta

En la era de la tecnología, es muy fácil olvidar lo frágiles que son realmente las computadoras. Si usas tu computadora para leer una receta en línea, mejor escríbela. Si te gusta escuchar Spotify mientras cocinas, sube el volumen y coloca tu computadora en la mesa de la cocina en lugar de la encimera. Si cocinas con tu computadora a tu lado, te garantizo que derramarás comida por todas partes.

 

15. Dejar los gabinetes de la cocina abiertos mientras se cocina

No tengo ni idea de por qué la gente no cierra los armarios después de sacar algo de ellos, pero muchos de mis amigos no lo hacen por alguna extraña razón. Evita futuros daños cerebrales cerrando los gabinetes, por favor.

 

16. Olvidar limpiar las superficies cuando se trabaja con carne cruda

La carne cruda está plagada de bacterias. Recuerda siempre limpiar las superficies mientras cocinas para evitar contaminar otros alimentos que estás a punto de comer.

 

 

También te puede interesar:

- Cómo congelar y descongelar carne molida

- Errores que debes evitar para que tu pasta no se pegue al cocinar

- 10 Formas para generar menos residuos en la cocina